Cabecera España


Comparte este artículo porque el poder está en tus manos

Jean Leonetti El Alcalde francés de Antibes y el menú islámico
Foto: El Alcalde francés de Antibes Jean Leonetti y el menú islámico
Entre la tolerancia y la imbecilidad no hay una delgada línea de separación, hay un largo trecho que en España hemos recorrido con tan sólo la guía de los imbéciles. -JV. Santacreu

El Alcalde francés de Antibes y el menú islámico

Quizá no lo sepas o quizá no hayas advertido que en España hay millones de niños que comen fuera de casa en comedores escolares.
Los menús son elaborados cuidadosamente para que sean equilibrados, variados y apetitosos para que nuestros niños estén bien alimentados, y sin duda mejor que en muchos hogares.

Pues bien, siguiendo las buenas prácticas de tolerancia en España, hace años se incorporó en los colegios el "menú musulmán", un menú carente de cualquier tipo de carne que no esté sacrificado según la religión musulmana, y por supuesto sin cerdo. Es decir, los niños musulmanes no comen nada de carne en los comedores escolares.

Para enriquecer más la multiculturalidad de la imbecilidad, posteriormente se incrementó la oferta con el menú del "no cerdo" para indios, rumanos y demás riqueza de nuestro país. Son los que pueden comer carne menos la de cerdo.

Por supuesto que también tenemos menús para celiacos, para los alérgicos a la lactosa y por supuesto menús de dieta para nuestros niños españoles que están malitos.
Pero claro, como aquí, gracias a la multiculturalidad somos tan "ricos", disponemos también de "menús dieta" para los moros malitos, también para los "no cerdo". Es decir, ofrecemos toda una variedad de menús para complacer a la multiculturalidad internacional que además de vivir de nuestra riqueza son, curiosamente, los becados, los que no pagan nada y se benefician de todo.
Claro, con el dinero que se ahorran no es de extrañar los móviles que se gastan, seguramente mejor que el tuyo.

Quizá ahora entiendas que no haya dinero para enfermos de hepatitis o para otras necesidades de los españoles. Una cosa es la tolerancia y otra bien distinta es la imbecilidad española.

Pero aquí nadie dice nada porque ¡¡señores!! En España hemos normalizado la imbecilidad.

Pero en Francia es distinto, Jean Leonetti, el alcalde de Antibes, un pueblecito cerca de Cannes al sur de Francia, ha hecho un comunicado para delimitar la tolerancia y no caer en la imbecilidad como en España.
El comunicado lo ha hecho en francés, evidentemente, y no en occitano cómo hubiera hecho cualquier gilipollas español. Jean Leonetti tiene muy claro los límites de la imbecilidad y de su dialecto.
En Francia no se gastan dinero en traductores, hablan francés y el occitano para ir al pueblo a comprar pan.

El Alcalde francés Jean Leonetti de Antibes y el menú islámico


Os dejo la nota que el alcalde Jean Leonetti ha enviado a todos los padres de Antibes. Por cierto, el alcalde es de UMP –Unión Movimiento Popular- un partido conservador de derechas y desde luego francés, nada que ver con los traidores a España enquistados en el PP.

No se van a ofrecer en los colegios menús reliigiosos para que los musulmanes comprendan que deben adaptarse a Francia, a sus costumbres, a sus tradiciones, a su modo de vida, ya que son ellos los que han elegido emigrar.

Para que comprendan que deben integrarse y aprender a vivir bien en Francia.

Para que comprendan que son ellos los que deben modificar su modo de vida y no los franceses, que los han acogido generosamente.

Para que comprendan que los franceses no son xenófobos ni racistas, puesto que han aceptado a numerosos emigrantes musulmanes (al contrario que los musulmanes, que no aceptan a los extranjeros no musulmanes en sus paises).

Que los franceses, como otros muchos países, no piensan renunciar a su identidad, a su cultura, a pesar de los golpes de los islamistas.

Que si Francia es una tierra de acogida, no es la ministra Filippeti y el gobierno de izquierda quien acoge a los extranjeros, sino el pueblo francés en su conjunto.

Que comprendan, al fin, que en Francia, con, y no a pesar de, sus raíces judeo-cristianas, sus árboles de Navidad, sus iglesias, y sus fiestas religiosas, la religión debe quedarse en el estricto dominio privado, y la alcaldía tiene razón cuando rehusa todo compromiso al islam y a su religion (la sharia).

A los musulmanes, a los que molesta la laicidad y que no se encuentran bien en Francia, les recuerdo que existen 57 magníficos países musulmanes en el mundo, la mayoría de ellos medio poblados y dispuestos a recibirlos con los brazos abiertos para respetar la ley de la sharia.

Si habéis dejado vuestros países para venir a Francia y no para ir a otros países musulmanes, con vuestras mismas costumbres, es porque habéis considerado que la vida en Francia es mejor que en otros lugares.

Preguntaos sólo una vez : ¿Por qué se está mejor en Francia que en el lugar de dónde venís? Pues, en efecto, el menú con carne de cerdo forma parte de la respuesta.


Juan Vte. Santacreu


♦ Posiblemente te interese leer Libertad en España

(Si te ha gustado, divulgalo, el poder está en tu mano)
Puedes seguirme en y

Entre la tolerancia y la imbecilidad no hay una delgada línea de separación, hay un largo trecho que en España hemos recorrido con tan sólo la guía de los imbéciles. -JV. Santacreu


Web interesantes
Restaurantes España
Dieta para adelgazar
Prevision del tiempo
Alpujarra
Dietas y salud
Valencia
Publicidad


Grupo portales temáticos Por Mi    

• web mantenida, posicionada y alojada por JVS Networks
 
España
Redsat
logo Politica
Alojamiento Web
   
Registro de dominios